Este hombre se había ido de vacaciones a Londres, nadie lo sabía, pero el muy pervertido tenía unas gafas con una pequeña cámara oculta dentro, con la cual, él grababa todo lo que veía. En esta ocasión conoció a una chica en un parque, a la que tras varios intentos, consiguió engatusar, se la llevó a su hotel y le metió una rápida follada ya que este chica tenía novio y no podía estar mucho tiempo fuera de casa. Increíble pillada, si señor.
Agregado el: 2 agosto 2017
Valoracion:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…
527 Visitas