Llamé a mi vecino Iván para comentarle una jugada que yo tenía en la mente para ver si se animaba a hacerla conmigo, la jugada consistía en intentar follarnos a mi vecina, una chica universitaria que a sus 18 años ha tenido más hombres dentro que el caballo de Troya. Mi amigo no se pensaba que fuese verdad esto, pero yo le animé a intentarlo, al final, pudimos comprobar que yo tenía razón y pudimos ver en primera persona lo guarra que es mi vecina.
Agregado el: 2 agosto 2017
Valoracion:
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…
495 Visitas